Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

OK Más información

957 254 689 / 957 325 846 info@armariosypuertasmoyano.es C/ Miguel de Unamuno, 1, 14010, Córdoba Pol. Ind. Las Quemadas, Parcela 259B, Córdoba

Soluciones para las puertas que rozan

Soluciones para las puertas que rozan

Tener una puerta de madera que roce es muy molesto y existen algunas soluciones sencillas a estos problemas que son muy comunes. Aquí os dejamos unos trucos para solucionar este tipo de problemas que pueden darse en las puertas de madera.

La primera solución a este inconveniente sería apretar las bisagras. Las puertas se descuelgan cuando se aflojan las bisagras debido al uso continuo y paso del tiempo. Por lo que lo primero que debemos probar es apretar los tornillos.

Si aún así sigue la puerta rozando sería conveniente lijar la puerta descolgada, deslizando papel lija por el canto inferior de la puerta y frotarla de lado a lado.

El truco de la arandela es la tercera alternativa para solucionar el problema. Simplemente sería retirar la puerta y colocar una arandela en el tornillo grueso de la bisagra.

Si ninguno de estos trucos funciona, entonces tendremos que cepillar la puerta, es decir rebajar la madera ligeramente con la ayuda de un cepillo.

Otros de los problemas que pueden presentar las puertas son:

Puertas que no cierran:

Esto puede ser producto de la dilatación y la contracción que sufre la madera con los cambios de temperatura, esto hace que con el paso del tiempo la puerta se deforme. En algunas ocasiones, la solución más sencilla a este problema es calzar un cartón detrás de la placa. Retiraremos los tornillos e introduciremos un cartón del tamaño adecuado entre la placa y la puerta.

 Puertas que chirrían:

Las puertas que chirrían son bastantes molestas. EL truco es bastante sencillo y lo podemos hacer nosotros mismos, bastaría con engrasar las bisagras bien sea humedeciendo con aceite de oliva un algodón y darles a las bisagras con él. O con aceites especiales para estos mecanismos, por ejemplo el aceite de vaselina. Otro truco sería aplicar grafito en polvo sobre las partes móviles de la bisagra, esto se puede conseguir machacando mina de lápiz.

 Bisagras que bailan:

Otro de los problemas más comunes en las puertas, se suele producir cuando los tornillos ya no las sujetan, debido a que el orificio ha dado de sí. Una solución muy ingeniosa es retirar los tornillos e introducir tees de golf, con un poco de cola de carpintero. Cuando no puedas introducirlos más, sierra y lija los tees de golf, y practica un nuevo orificio para alojar los tornillos.

Publicado el 16 de septiembre de 2013 por Armarios y Puertas Moyano en:
Etiquetas: , , , ,
Categorías: Blog